¿Por qué importe asegurar una vivienda?

Si no sabes por qué importe asegurar una vivienda, en Ibercaja te ayudamos a resolver todas las dudas que puedan asaltarte. A continuación, te ofrecemos las principales claves para calcular correctamente el capital a asegurar. Será lo primero que debes tener en cuenta a la hora de contratar un seguro de hogar.

¿Por qué importe asegurar una vivienda?

La importancia de calcular correctamente el capital que debes asegurar

Cómo estimar el valor del continente

Realizar el cálculo correcto es vital. Si aseguras tu casa por menos importe del debido, se produce lo que se llama infraseguro. En el caso de haber un siniestro, la aseguradora no cubrirá los gastos de la reparación por su valor real. Solo lo hará por la parte proporcional del capital asegurado.

Por este motivo, es importante que conozcas lo que se va a asegurar. Para ello, hay que considerar tanto el continente de la vivienda como lo que se denomina su contenido. ¿Tienes clara la diferencia existente entre uno y otro?

Al hablar de continente, debes saber que nos referimos a la estructura de la vivienda (los suelos, las paredes, las puertas, los techos…). Sin embargo, el contenido son todos aquellos bienes que se encuentran dentro de la casa, como pueden ser el mobiliario, las joyas u objetos de valor.

¿Cómo estimar el valor del continente?

Calcular el valor del continente no es, en absoluto, tarea fácil. Por ello, desde las compañías aseguradoras, recomiendan un capital mínimo dependiendo de los metros cuadrados de la vivienda y de su calidad.

Pongamos el ejemplo de una vivienda de calidad alta (con los suelos de parqué, los cerramientos climatizados, etc.). Puede recomendarse que se valore en 1.000€ por cada metro cuadrado. Así, un piso de 100 metros cuadrados de superficie se aseguraría por un continente que ascendería a un total de 100.000€.

¿Y si el piso tiene una calidad inferior? Por ejemplo, si tiene suelos de terrazo o gres en lugar de parqué, ventanas sin termoaislante o carpintería interior de madera pintada. En este caso, el valor del metro cuadrado será, en consecuencia, inferior.

Pensemos en otro supuesto. ¿Qué ocurriría si aseguras un continente valorado en 100.000€ por solo 50.000€? La compañía aseguradora, en caso de que tengas un incidente, solo podría cubrir hasta el 50% de su valor. Es algo que no te conviene, como ya puedes imaginar.

Por esa razón, es importante que sigas la recomendación de la compañía en cuanto a valoración del metro cuadrado. Debes asegurar el capital por ese importe porque, de esta forma, no te aplican la regla proporcional por infraseguro.

¿Cómo hacer inventario del contenido de la vivienda?

Si quieres valorar bien el contenido puedes optar por escribir una lista completa de todo lo que tienes en tu hogar. Comienza por escribir en ella los muebles que existentes en todas las habitaciones, incluidas la cocina, el vestidor, el salón y los cuartos de baño. Añade a la lista en cuestión ajuares, lámparas, aparatos electrónicos, objetos decorativos, ordenadores y sus accesorios, diferentes electrodomésticos, etc. No te olvides de nada.

Para calcular el valor de tus joyas, tendrás que tener en cuenta las fabricadas con piedras o metales preciosos. En cuanto a los objetos de valor especial, puedes considerar dentro de esta categoría determinadas obras de arte. Se trataría de cuadros, fotografías, serigrafías, instalaciones y esculturas. Incluye, asimismo, tapices, marfiles, pieles y entre otros.

Algunas compañías aseguradoras también recomiendan un valor mínimo del mobiliario en función de los metros cuadrados asegurados. Si se hace por un valor inferior al real, también se dejará de aplicar la regla de la proporcionalidad en caso de siniestros.

Situaciones excepcionales seguro hogar

Ten presentes las situaciones excepcionales

Además del continente y el contenido, hay otro factor en juego que debes tener igualmente en cuenta a la hora de asegurar tu hogar. En ocasiones, puede darse el caso de que lo que se quiera asegurar no sea solo la vivienda en sí, sino también alguna construcción anexa. En este supuesto, entraría desde una terraza hasta un garaje para tu vehículo, pasando por trasteros u otras dependencias que se sumen a tu casa.

Si este es tu caso, la solución suele depender de la aseguradora, ya que algunas lo contemplarán sumando los metros cuadrados de esos espacios. Únicamente habrá que añadirlos a la cifra de los que conforman tu casa. Así de sencillo.

Seguro que ahora ya tienes una idea de por qué importe asegurar una vivienda y, más en concreto, la tuya. ¿Has hecho un cálculo de a qué cantidad ascenderá el continente de tu casa? ¿Sabes a cuánto ascenderá el metro cuadrado? ¿Has hecho números también sobre lo relativo a su contenido? Realiza una aproximación teniendo en cuenta todos los factores mencionados con anterioridad. En Ibercaja te ayudaremos a asegurar tu casa y con ella, tu nueva tranquilidad. Ponte en contacto con nosotros y resolveremos todas tus dudas.

¿Te ha parecido útil esta información?

Gracias por ayudarnos a mejorar

28 de octubre de 2022