Crédito Bonificado en Cuenta Corriente

Crédito Bonificado en Cuenta Corriente

Con el Crédito Bonificado en Cuenta Corriente, tu empresa podrá disponer en una única cuenta corriente, de las utilidades propias de una cuenta corriente y de las ventajas de la financiación concedida.

Acciones disponibles

Financiación con ventajas diferenciales

Bonificación en tu tipo de interés

Con este producto tu negocio obtendrá ahorro en el gasto financiero, ya que con esta cuenta de crédito tienes la posibilidad de conseguir bonificaciones en el diferencial que se aplica a tu tipo de interés en función de tu vinculación.

Mejora tus gestiones

Podrás gestionar los excedentes o deficiencias de liquidez, evitar los inconvenientes derivados de la operatoria de traspasos, fechas de valor...

Cuenta única

Destinado a empresas que precisan financiación, de importes elevados o puntuales, y valoran la posibilidad de gestionar la tesorería en una sola cuenta.

Una financiación que se adapta a tus necesidades

¿Cómo conseguir bonificaciones en el diferencial?

Las bonificaciones se obtienen por tenencia de productos y realización de servicios muy comunes en el día a día de una empresa, tales como:

  • Pago de nóminas.
  • Seguros sociales e impuestos.
  • Realización de cobros y pagos nacionales o de Comercio Exterior.
  • Mantenimiento de determinados saldos medios.
  • Contratación de algunos seguros de riesgo.
  • Utilización de tarjetas financieras.
  • Y otros elementos bonificados.

Una financiación con ventajas adicionales

Propias de una Cuenta Corriente

  • Domiciliación de servicios.
  • Liquidez de los saldos.
  • Remuneración de los saldos acreedores.
  • Pago de recibos.
  • Medios de pago asociados: cheques, pagarés, tarjetas financieras, etc.

Propias de una Cuenta de Crédito

  • Agilidad: se trata de un medio muy adecuado para cubrir las necesidades puntuales de tesorería.
  • Libre disponibilidad de los saldos.
  • Complementariedad: eres tú quien decides, dentro del límite asignado, su utilización frente a otro tipo de solución financiera del circulante.
  • Paga intereses únicamente por los saldos dispuestos
  • Bonificación: estos intereses pueden bonificarse en función del cumplimento de unos sencillos requisitos.

Financiación para tu negocio

Ibercaja cuenta con una amplia gama de productos de financiación para tu negocio, clasificada pensando en tu actividad profesional. Existen tres líneas de financiación, la financiación para tu actividad diaria para tu necesidad de circulante, donde encajan las Líneas de crédito, los Anticipos y la Financiación de Pagos, la financiación para tus inversiones, donde encontrarás los préstamos, préstamos bonificados, los préstamos sindicados o el leasing. Y la tercera línea, la financiación oficial, donde podrás conocer los convenios que tenemos firmados con distintos Organismos Públicos.

En tu oficina de Ibercaja, tu gestor estudiará contigo tus necesidades de financiación y te ayudará a diseñar tu estrategia de financiación a corto y largo plazo.