Remesas simples y documentarias de exportación

Remesas simples y documentarias de exportación

En la compraventa de una mercancía se manejan una serie de documentos mercantiles (factura comercial, documento de transporte, pólizas de seguros, certificados varios, etc.) relativos a la mercancía y a su envío.

Nos encargamos de tramitar y gestionar tus remesas realizando un seguimiento de los retrasos en el reembolso para mantenerte informado en todo momento.

Acciones disponibles

Cobra con ventajas diferenciales

Asegura los cobros

Gestionamos los efectos y documentos de acuerdo con las instrucciones que hayamos recibido para evitar el riesgo de impagos.

Optimiza tus gestiones

Optimizaras las gestiones de tus abonos, logrando así asegurar el cobro de tus exportaciones.

Diferentes modalidades

Podrás escoger entre las diferentes modalidades que ofrecemos para seleccionar la que mejor se adapte a tus necesidades.

Un medio de cobro que se adapta a tus necesidades

Tipos de remesas de exportación

Según la documentación que compone la remesa tenemos dos tipos de remesas de exportación: remesas simples y remesas documentarias, ambas van dirigidas a todas las empresas exportadoras.

Remesas simples

Las remesas simples son aquellas que comprenden el envío de documentos financieros (cheques y pagarés, recibos, etc.).

Este medio de pago se suele utilizar cuando existe un alto grado de confianza entre exportador e importador ya que la mercancía ha podido ser enviada y el cobro puede no estar garantizado.

Remesas documentarias

Las remesas documentarias consisten por tu parte, en el envío de la mercancía a tu cliente y la entrega simultánea a Ibercaja de los documentos mercantiles para ser remitidos al banco del comprador.

Funcionamiento de las remesas documentarias

Remesas documentarias de exportación

  1. Envías la mercancía a tu cliente extranjero.
  2. Simultáneamente haces llegar a tu oficina de Ibercaja los documentos necesarios, con instrucciones de entrega al comprador contra aceptación o pago.
  3. Procedemos al envío de la documentación al Banco de tu cliente con las instrucciones correspondientes.
  4. El banco del comprador le presenta los documentos a su cliente entregándoselos contra pago o aceptación de un efecto.
  5. Estos documentos permiten al importador retirar la mercancía.
  6. El banco del comprador paga a Ibercaja el importe de la remesa o le comunica la aceptación del efecto.
  7. Ibercaja liquida en tu cuenta el importe recibido.

Lo que necesitas saber de tus pagos internacionales

Existen distintas formas de pagarle a un cliente. Puedes emitirle una remesa, un cheque o pagaré o puedes pagarle a través de una transferencia en:

  • Banca Web, en el apartado "Comercio Exterior > Pagos> Emitir transferencia".
  • En tu Oficina de Ibercaja.

Puedes consultar las transferencias internacionales en tu Banca Web, en el apartado "Comercio Exterior > Pagos> Consulta de operaciones".