Vivienda para jubilado: ¿a qué se llama cohousing?

La residencia o la soledad entre cuatro paredes han dejado de ser las únicas opciones cuando los ancianos están solos y sus familiares no pueden acogerlos. Existe un nuevo modelo de vivienda para jubilado que ofrece grandes ventajas. ¿Conoces el cohousing?

Vivienda para jubilado: ¿a qué se llama cohousing?

¿Qué es la covivienda?

La vivienda colaborativa o covivienda lleva tiempo consolidándose en países tan avanzados como Estados Unidos, Canadá, Suecia o Dinamarca. Su llegada a España supone una gran alternativa para las personas mayores que quieren alargar su autonomía, pero son conscientes de las limitaciones y circunstancias propias de su edad.

La idea de partida es proporcionar un entorno de libertad, colaboración y servicios en el que los ancianos puedan vivir de acuerdo a sus necesidades. ¿Sabes en qué se concreta? En una comunidad cuyos habitantes son propietarios del uso de espacios residenciales privados y, a la vez, comparten zonas comunes.

Si bien guarda cierta relación inicial con las llamadas cooperativas de viviendas, evolucionan en una dirección muy diferente en pro del bienestar de los mayores.

Esta mezcla de residencia y vivienda particular, que trata de aprovechar lo mejor de cada una, es un avance de futuro muy significativo para la tercera edad. Sin duda, da respuesta a las necesidades de compañía, autonomía y atenciones que estas personas tienen.

Las ventajas de la covivienda sénior

Según un estudio del Fondo de Población de la ONU, el 38,3% de la población española tendrá más de 60 años en 2050. Es un buen dato saber que las personas cada vez vivimos más. Sin embargo, implica asumir que la sociedad ha de incorporar nuevos enfoques para atender a estas personas y sus necesidades.

En el ámbito de la vivienda para jubilado, el cohousing da un paso adelante en pro de una vejez más activa, estimulante y feliz. La vivienda colaborativa se presenta como un modelo de vida alternativo y, en principio, más económico, confortable, seguro y sostenible.

A continuación, enumeramos qué beneficios proporciona este enfoque:

  1. Potencia la vida activa e independiente de las personas mayores, al tiempo que mejora su calidad de vida.
  2. La atención es excelente, tanto por parte de los demás miembros de la comunidad como por los servicios comunitarios disponibles.
  3. Emocional y psicológicamente, sus habitantes se sienten mejor.
  4. Es un antídoto contra la soledad, ya que se generan lazos emocionales entre los participantes en cada cohousing sénior.
  5. Los usuarios disponen de espacios de convivencia y encuentro, áreas deportivas, biblioteca, huerto, salones de juegos...
  6. Al tratarse de nuevas construcciones, suelen ser viviendas sostenibles que usan técnicas respetuosas con el medioambiente, así como soluciones tecnológicas avanzadas.
  7. Los horarios son mucho menos estrictos que en las residencias.
  8. La seguridad está garantizada, pues los servicios de vigilancia y recepción funcionan 24/7.
  9. Si bien el desembolso económico inicial es alto, después los gastos se dividen entre todos los inquilinos, por lo que el ahorro es significativo.
  10. Las decisiones comunitarias se toman de forma consensuada. De hecho, los cohabitantes deciden cuestiones estéticas y estructurales, asignaciones de partidas y nuevos servicios que se pueden incorporar a sus coviviendas.

¿Cuánto cuesta una vivienda colaborativa sénior?

Vivir en comunidad es una solución atractiva para el bienestar de los ancianos, ya que permite personalizar el entorno y conjugar las ventajas de la vida en casa con las de una residencia.

Si estás interesado en este modelo de vida, la pregunta inmediata que te asalta es clara: ¿cuánto cuesta? Antes de abordar este aspecto, es importante destacar un concepto importante: la covivienda, por lo general, no supone una compra ni un alquiler en sí mismos. Lo que se suele adquirir es una vivienda en derecho de uso. Aunque existen excepciones al respecto, lo que se obtiene es la posibilidad de utilizar esos espacios y servicios. Cuando esa relación expira, por decisión propia o por fallecimiento, ese derecho se pierde.

El modelo de pago de esta modalidad es doble:

  • Desembolso inicial. Permite el acceso a la comunidad y la asignación de los espacios privados definidos.
  • Cuota mensual. Los cohabitantes abonan un importe determinado al mes para garantizarse el derecho de uso de su covivienda y sus espacios comunes.

Como sucede con el mercado inmobiliario convencional, los precios dependen de factores concretos, como el tipo de construcción, el espacio disponible, la ubicación, las calidades, los servicios y el resto de características. Es imposible, por ello, contar con un baremo único.

A modo de referencia, te podemos decir que es posible encontrar en Madrid este formato con un pago inicial de 50.000€ y mensualidades de entre 600€ y 700€. Por encima y por debajo de estas cantidades, hay varias alternativas en diferentes ubicaciones de España.

En definitiva, si buscas una vivienda de jubilado para ti o para algún ser querido, el cohousing sénior se presenta como una alternativa creativa, positiva y plena de bienestar. ¿Te interesa?

¿Te ha parecido útil esta información?

Gracias por ayudarnos a mejorar