¿Cuál es la mejor manera para financiar la compra de un coche?

¿Qué clases de préstamos podemos solicitar desde casa?

La compra de un vehículo es un gasto importante para el que a veces no disponemos del dinero suficiente. Normalmente los concesionarios ofrecen financiación para la compra del automóvil. A veces, por comodidad, nos podemos quedar con esa primera alternativa, pero es necesario comparar con otras opciones y sopesar porque que pueden haber otras opciones mucho más ventajosas para el comprador.

Préstamo personal

Préstamo personal

Los bancos también ofrecen financiación para comprar un automóvil. Se trata de préstamos personales que pueden ser atractivos en momentos de tipos de interés bajos como ahora.

Otra ventaja que se presenta al optar por el banco es que las condiciones son personalizables pudiendo elegir tanto el importe a pagar mensualmente como el plazo de devolución.

Se puede llegar a financiar el cien por cien del importe del coche sin tener que dar una cantidad inicial. Y los trámites pueden ser también bastante más ágiles porque las entidades financieras ofrecen además a sus clientes préstamos preconcedidos que no precisan de papeleo y se pueden hacer desde Internet cómodamente desde tu casa.

Renting del coche

Renting del coche

Otra manera de disfrutar de coche nuevo y que cada vez eligen más personas es contratar un renting. Un renting es un alquiler de coche, por el que pagarás cada mes una cantidad fija a lo largo del periodo que se haya fijado (en general, suelen ser 4 años).

La ventaja es que incluirá todos los gastos que conlleva el coche: no tendrás que pagar seguros, reparaciones, ni mantenimiento del vehículo. Y cuando finalice el plazo del renting, puedes hacer otro sobre otro coche: es la forma de disfrutar de coche nuevo siempre.

La fórmula de renting puede resultar muy atractiva porque muchas financieras ofrecen ofertas muy ajustadas sobre determinados vehículos que, además se entregan de forma rápida. Asimismo, si el coche va a usarse para la actividad profesional, cuenta con importantes ventajas fiscales.

En definitiva, dos opciones interesantes a tener en cuenta si estás pensando en adquirir un coche y no puedes pagarlo al contado.

Préstamo Ibercaja Directo Ibercaja Renting