A por tu primera vivienda

¿Podré comprar la casa que quiero? Esta es sin duda es una de las preguntas y preocupaciones que los jóvenes tienen a la hora de acceder a su primera vivienda.

A por tu primera vivienda

Capacidad de ahorro, el mayor problema

Está claro que los problemas que tienen los menores de 35 años para la compra de una casa son diferentes. Estos se reflejan sobre todo en la inestabilidad económica producida por la inestabilidad laboral o por tener que pagar un alquiler, dificultando así la posibilidad de comprar su primera vivienda.

A todo esto, se le añade que en muchas ocasiones los padres no pueden ayudar a pagar una entrada de un piso y menos en las localizaciones más céntricas de las ciudades, donde las viviendas son más caras. Esto causa que los jóvenes no quieran tampoco comprar al tener que desplazarse más lejos para llegar a sus trabajos y empeorar así su calidad de vida al perder horas en el transporte público o coche.

A pesar de todos estos inconvenientes, antes de abandonar la idea de comprar tu primera casa, es interesante que conozcas bien las diferentes opciones que pueden darte en las entidades financieras.

Y es que tras la pérdida de las ventajas fiscales que tenían productos como las cuentas vivienda (ya que permitían un ahorro cada año que, posteriormente, era deducible en la declaración de la renta si este se usaba para la compra de una casa), algunas entidades financieras pueden estar dispuestas a estudiar otras alternativas ampliando el porcentaje máximo a financiar sobre el valor de la vivienda.

Algunos bancos están financiando por encima del 80% del valor de tasación o de compra en las hipotecas para menores de 35 años que quieran acceder a una vivienda, llegando algunos hasta el 95% de ese valor de tasación, lo que supone una ayuda considerable.

El momento de poder acceder a tu primera vivienda

Con estas facilidades que actualmente están otorgando algunas entidades, puede que sea tu momento de poder acceder a la vivienda que estabas esperando.

Por ello, te recomendamos que, si eres menor de 35 años, preguntes a tu banco las diferentes posibilidades de financiación que está ofreciendo para la compra de una vivienda. Analizarán tu situación, darán con la mejor opción según tus necesidades y comprobarán si es posible que puedas acceder a este tipo de financiación.

No te quedes con las ganas y pregunta en tu banco las condiciones que te ofrece para menores de 35 años para que no renuncies a tu sueño de tener tu propia vivienda.

¿Te ha parecido útil esta información?

Gracias por ayudarnos a mejorar