¿La vuelta de las enfermedades contagiosas?

Después de años sin oír hablar de ellas, nos enfrentamos a la vuelta de las enfermedades contagiosas. Algunas que parecían controladas y erradicadas, vuelven a surgir con fuerza. ¿A qué se debe esto? ¿Qué enfermedades son? ¿Qué síntomas hay que vigilar? Presta atención a las respuestas.

¿La vuelta de las enfermedades contagiosas?

Por qué ocurre la vuelta de las enfermedades contagiosas

Las vacunas y medicamentos contienen anticuerpos, u otros elementos, que ayudan al cuerpo a combatir las enfermedades. Aun así, hablamos de la vuelta de las enfermedades contagiosas cuando se vuelven a extender, a pesar de que hace mucho tiempo que no se oía hablar de ellas.

Con los medicamentos y algunas medidas sanitarias se puede contener su peligrosidad y que proliferen, pero no se erradican totalmente. Las enfermedades siguen en el aire, en la tierra e incluso en el cuerpo.

Uno de los problemas es que cada país tiene vacunas y medicamentos para tratar enfermedades comunes en la zona. Cuando se extiende una dolencia poco común lo hace con gran virulencia y rapidez.

Otro problema es que las personas tienen unos anticuerpos específicos heredados de sus padres. Cuando se visita otro país, o se vive en él, no existe esa defensa natural y se sucumbe con más facilidad a ciertas enfermedades. Además, se sufren con síntomas más graves.

Algunas enfermedades se hacen resistentes a los medicamentos. Hay cepas más resistentes que otras. Al eliminar las débiles, las resistentes proliferan y se crean nuevas epidemias difíciles de combatir con los medicamentos existentes.

Algunas enfermedades que han vuelto

En esta lista encontrarás algunas enfermedades contagiosas que han vuelto:

  • Paperas. Infección viral que provoca la inflamación de las glándulas parótidas. Los síntomas son inflamación entre la mandíbula y las orejas, dolor de testículos, dolor de articulaciones, debilidad, fiebre, náuseas, vómitos y dolor de cabeza. Se contagia por la saliva o contacto físico.
  • Sarampión. Enfermedad vírica. Se contagia por el aire y el contacto físico. Los síntomas son los de un resfriado común, seguidos de un sarpullido en la piel, con manchas rojas y marrones. Puede derivar en diarreas, infección de oído, neumonía o encefalitis.
  • Difteria. Causada por la bacteria Corynebacterium diphtheriae. Se contagia por estornudos y tos. Los síntomas son fiebre leve, dolor de garganta, escalofríos, secreción nasal, fatiga y una membrana gris espesa en la garganta. Si no se trata de inmediato puede resultar mortal.

Si tienes alguno de los síntomas que te hemos mencionado, acude de inmediato al médico. Además, con tu seguro de salud podrás ser atendido con rapidez. ¿A qué esperas para calcular tu presupuesto?

19 de diciembre de 2019