De viaje sin problemas médicos

Antes de realizar un viaje es importante planificarlo y preparar hasta los pequeños detalles. ¿Te gustaría tener la tranquilidad de que los problemas físicos se pueden resolver de forma sencilla? A continuación te damos pautas para que lo consigas.

De viaje sin problemas médicos

Viaja más tranquilo

En cualquier situación, especialmente si viajas con niños pequeños, cuentas con dos elementos fundamentales que te harán sentir la mayor tranquilidad en tu experiencia viajera:

  • Un seguro de salud con cobertura en el lugar de destino, especialmente importante si viajas al extranjero.
  • Un seguro de viaje con coberturas sanitarias. Hoy en día, incluso hay seguros específicos con garantías ante la COVID-19.

Con este artículo queremos ayudarte a minimizar los riesgos y a suavizar los efectos de un posible imprevisto viajero.

Si te mueves por países de la Unión Europea, es esencial la Tarjeta Sanitaria Europea (puedes obtener más información sobre cómo conseguirla en la web de la Seguridad Social), gracias a la cual podrás recibir las prestaciones sanitarias que precises dentro de ella.

Consejos prácticos para afrontar problemas de salud al viajar

Está claro que muchos contagios o problemas son inevitables, pero también que la adecuada concienciación personal y la aplicación de ciertas pautas disminuyen el peligro. Te presentamos a continuación un listado de buenas prácticas en viaje:

  • En los aviones, evita los asientos de pasillo. Estudios científicos han demostrado que están más expuestos a virus, por el trasiego de quienes se desplazan hasta los aseos.
  • Cuida tu alimentación y sé selectivo al elegir los platos. Renuncia a comer verduras crudas, carne poco hecha y alimentos autóctonos de origen desconocido. Ser frugal es, también, recomendable.
  • Hidrátate mucho y bien. Bebe más agua que en condiciones normales. En todo caso, cómprala embotellada y ten cuidado con los cubitos de hielo, porque pueden estar hechos de agua contaminada. Si no tienes otra opción, hierve el agua para higienizarla antes de consumirla o utiliza pastillas potabilizadoras.
  • Aplícate protector solar de alto nivel y emplea gorros, prendas y accesorios que te aíslen de los rayos solares.
  • Actívate de forma habitual. Mantén el nivel de ejercicio y actividad física que realizas corrientemente: dejarte llevar por la pasividad y la inacción es un serio error.
  • Ponte las vacunas adecuadas. Si acudes a zonas de riesgos especiales, asegúrate de ponértelas con la debida antelación para que cumplan perfectamente su función.
  • Si padeces alguna afección crónica, viaja siempre con tu historial médico a mano y, en función del destino, incluye entre tus cosas un botiquín más o menos completo.

Consejos y criterios al contratar seguros sanitarios para viajar

En los tiempos que corren, viajar sin un seguro con garantías COVID-19 es poco recomendable. Al contratar estas pólizas disfrutas de una serie de coberturas que, hoy en día, son imprescindibles:

  • Devolución de la mayor parte del dinero en caso de anulación del viaje por causas derivadas de la pandemia: contagiarte de la enfermedad, haber tenido contacto con afectados, tener que guardar confinamiento, etc.
  • Gastos de regreso anticipado por declararse el estado de alarma en el país de origen o de destino.
  • Costes de la prolongación de la estancia por motivos sanitarios, por ejemplo, un confinamiento o una cuarentena.
  • Costes de repatriación por idéntico motivo.
  • Asistencia médica en el lugar de destino en caso de afección de coronavirus.

Al margen de la pandemia mundial, siempre es buena idea contar con un seguro de viaje con coberturas sanitarias. Especialmente cuando te desplazas a países exóticos o fuera de la Unión Europea, para asegurarte de recibir la atención médica que necesitas sin verte perjudicado por las políticas locales.

Seguro médico de viaje

Los seguros de este tipo te permitirán contar con atención médica en centros sanitarios privados, normalmente muy costosos. Eso sí, te conviene asegurarte de que tu cobertura incluya la hospitalización.

Otro elemento importante es disponer de acceso a teleconsulta, de manera que un médico de confianza te pueda hacer una primera o segunda valoración por esta vía. Como sabes, la telemedicina está avanzando muchísimo y se ha convertido en una garantía adicional que, en caso de problemas de salud en viaje, te hará sentir más tranquilo y perfectamente atendido.

Por último, comprueba específicamente que las gestiones hospitalarias también están incluidas. ¡Te evitarás muchas dificultades en caso de imprevisto sanitario!

Definitivamente, en términos de salud, la tranquilidad al viajar depende sobre todo de ti: sé prudente, cumple con los hábitos de prevención planteados y contrata un seguro de asistencia en viaje con cobertura sanitaria antes de salir.

¿Te ha parecido útil esta información?

Gracias por ayudarnos a mejorar

10 de agosto de 2021