Cómo puedo reducir el importe a pagar en IRPF

Existen diferentes maneras de reducir el importe a pagar en la declaración de la renta. Una forma de obtener ventajas fiscales es ahorrar con un plan de pensiones.

Las aportaciones al plan de pensiones gozan de un excelente tratamiento fiscal ya que las puedes desgravar anualmente en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Cómo puedes conseguir pagar menos a Hacienda

Puedes desgravarte las aportaciones a planes de pensiones en la declaración de la renta

El dinero que destines a estos productos cada año va a suponer un gran ahorro de impuestos, de hasta un 45% del importe aportado (en función de la situación personal y familiar de cada contribuyente y la comunidad autónoma donde tenga su domicilio fiscal).

Estas aportaciones reducen la base imponible del IRPF pero nunca pueden ser superiores a 8.000€, ni tampoco ser más del 30% de los rendimientos netos del trabajo y de la actividad económica de cada persona (por lo tanto, este límite operará para rendimientos netos superiores a 26.666€). Es decir, si tus ingresos anuales por tu actividad económica son de 15.000€ puedes desgravarte como máximo aportaciones al plan hasta el 30% de ese importe (4.500€). Y si tu salario fuera de 60.000€, como mucho podrías aportar 8.000€.

Plan de pensiones propio y de empresa

Plan de pensiones individual y de empleo

También puede darse el caso que en la empresa o administración pública para la que trabajas haga aportaciones a cada trabajador a un plan de pensiones de empleo. En este caso, si tú también tienes un plan de pensiones de forma individual, entre la suma de las aportaciones a los dos nunca deberá superar los 8.000€, así que habrá que tener en cuenta ambos planes para calcular lo que se aporta.

Plan de pensiones para personas con bajos rendimientos

Por otra parte, si el titular del plan de pensiones tiene unos rendimientos netos del trabajo o actividades económicas menores de 8.000€ (8.500€ en Navarra), la normativa permite que el cónyuge sea el que se deduzca en su renta ese plan de pensiones. Vamos a verlo con un ejemplo. Un ama de casa no tiene retribución económica por su labor pero sí puede hacer un plan de pensiones. Como esta persona no tiene ingresos reales puede ser su cónyuge el que se deduzca las aportaciones a este plan, con un máximo de 2.500€.

Planes especiales con minusvalía

Planes especiales con minusvalía

Otra forma de tener ventajas fiscales es aportando a planes de pensiones de personas con minusvalía (física igual o superior al 65% y psíquica igual o superior al 33%).

Cuando se dan estos casos y se contrata un plan de pensiones especial, el límite de aportación pasa de los 8.000€ a los 24.250€. En este caso también pueden ser familiares de la persona con minusvalía de hasta tercer grado de parentesco los que hagan aportaciones al plan de su familiar y podrán deducírselas en el IRPF con independencia de las que hagan a su propio plan y sus límites, por lo que podrías llegar a reducir de tu base imponible general hasta 18.000€ (8.000€ de tu plan y 10.000€ del plan del familiar con discapacidad)

Para declarar esta situación, hay que indicárselo a la entidad bancaria para que identifique en el plan el titular y aportante del mismo. Además como pueden hacer varios familiares aportaciones, es importante saber que nunca pueden ser de un importe superior a los 10.000€ por aportante y que en conjunto no superen el límite de 24.250€ a favor de una misma persona con discapacidad.

¿Cuándo puedo cobrar mi plan de pensiones?

¿Cuándo puedo cobrar mi Plan de Pensiones?

Los planes se contratan para el futuro y la normativa establece que solo pueden rescatarse por jubilación, incapacidad, gran invalidez, fallecimiento o dependencia.

Pero si surgen imprevistos, hay formas de recuperarlos:

  • Cuando el titular no va a llegar a cobrar pensión de jubilación (por ejemplo, un ama de casa), se puede cobrar desde que el titular cumple 65 años.
  • Pueden cobrarse en caso de desempleo de larga duración o enfermedad grave.
  • Y ahora también se pueden cobrar a los 10 años, aunque no se hayan producido ninguna de estas situaciones.

También en situaciones excepcionales, por ejemplo en la situación actual de crisis sanitaria por Covid-19, se permite disponer de cantidades de los planes de Pensiones en determinados casos de caída de ingresos (ERTEs, autónomos con menor actividad o empresarios con cierre al público de comercios).

Por todo ello, los planes de pensiones son una buena forma de ahorrar para el futuro y además tienes que saber que en casos excepcionales también vas a poder recuperarlo.

Planes de Pensiones Ibercaja

¿Te ha parecido útil esta información?

Gracias por ayudarnos a mejorar

08 de junio de 2020