Qué es la gestión delegada y qué nos aporta

La gestión delegada o gestión activa de carteras es una de las mejores formas de invertir en fondos de inversión o en otros activos. En este caso dejas en manos de los expertos gestores de una entidad la gestión de tu ahorro y estos, una vez identificado tu perfil de riesgo, se ocupan de buscar y contratar las mejores oportunidades. Es decir, depositas tu máxima confianza en la figura del gestor cuya experiencia lo avala para tomar decisiones de inversión.

Qué es la gestión delegada y qué nos aporta

Esto se realiza a través de la firma de un contrato en la que delegas la gestión, es decir, cualquier cambio de la inversión.

Este tipo de servicio se ha ofrecido tradicionalmente a clientes con saldos de ahorro muy elevados, lo que se conoce normalmente como Banca Privada. Pero en los últimos años este servicio se ha ido extendiendo en diferentes entidades para llegar a clientes con importes de saldo más bajos, quienes también pueden disfrutar de las ventajas que tiene.

Ventajas de la gestión delegada

Rapidez de movimiento

Al tener la potestad para realizar los movimientos que considere tiene más rapidez de actuación, a diferencia de los asesores financieros que solo aconsejan y tienen que esperar a una reunión con el cliente en la que explicar su recomendación y a recibir su orden. De esta forma, al contratar la gestión delegada le estás dando al banco mucha confianza ya que será la entidad la que realice las acciones en base a tu perfil.

Tranquilidad en tus finanzas

Tranquilidad en tus finanzas

Al elegir la gestión delegada te olvidas de tener que estar pendiente de tus finanzas lo que es una gran tranquilidad al saber que tus inversiones están siendo gestionadas por profesionales. Además, recibes de forma periódica información detallada de la evolución de tu ahorro y de los movimientos que se han hecho, para que puedas seguirlos perfectamente desde casa.

Expectativa de mayor rentabilidad

Una de las razones para ponerse en manos de un gestor experto que mueva tu inversión es tener la expectativa de generar a medio plazo y largo plazo rentabilidades más altas que si contratas directamente. Eso es así porque quienes toman las decisiones son los expertos gestores que operan cada día en el mercado y que, por tanto, conocen mejor que el pequeño inversor las oportunidades de comprar o vender en cada momento.

Fondos de inversión

Y todo ello, con un control del riesgo asumido, que es el que hayas indicado cuando contratas el servicio.

Por último, aunque la expectativa de rentabilidad puede ser mayor, siempre hay que tener en cuenta que este tipo de servicios de gestión tiene un coste y que se traduce en comisiones. Puede ser diferente entre las entidades y es importante que lo conozcas antes de contratar el servicio.

Gestión de Carteras de Fondos Ibercaja

¿Te ha parecido útil esta información?

Gracias por ayudarnos a mejorar

08 de mayo de 2020