¿Es posible comprar una casa procedente de una herencia?

Comprar una casa procedente de una herencia no es algo tan raro como piensas. En algunas ocasiones, los herederos de un inmueble no tienen otro remedio que venderlo por tener demasiadas cargas o tributos aparejados que les impidan mantenerlo o también porque es complicado compartir la propiedad entre varios sobre un único bien. Si te encuentras en esta situación, este artículo despejará todas tus dudas.

¿Es posible comprar una casa procedente de una herencia?

¿Qué problemas puede traer comprar una casa heredada?

En la mayoría de los casos, los propietarios tienen urgencia por vender el inmueble, por lo que la solución más común suele ser venderlo en el menor tiempo posible. Para lograrlo, un gran porcentaje opta por fijar el precio de la vivienda por uno inferior al del mercado y, de esta manera, hacerla más atractiva para el público.

Sin embargo, no creas que la situación es tan sencilla como adquirir un inmueble a precio de ganga. Si existen varios herederos, es posible que uno se oponga a la transmisión del inmueble, quedando paralizado el proceso hasta que resuelvan sus diferencias.

Procura informarte de la situación física, jurídica, urbanística y administrativa de la vivienda antes de comprar, como en cualquier tipo de adquisición, pero especialmente si todos los herederos están conformes con la venta.

¿Qué errores se cometen en España relacionados con las casas procedentes de herencias?

En muchas ocasiones es frecuente que los herederos pongan a la venta la vivienda sin haber consensuado entre ellos la voluntad de vender y el precio, lo cual puede dificultar e incluso impedir la venta.

Por otra parte, un error muy habitual es poner la casa a la venta sin haber aceptado previamente la herencia y sin haber satisfecho el impuesto de sucesiones correspondiente (cuyo importe varía bastante de una comunidad autónoma a otra) y, aun habiéndolo hecho, sin inscribir la adjudicación en el Registro de la Propiedad correspondiente, de manera que figure la misma a nombre de los herederos. Esta situación puede ralentizar el procedimiento porque lo más probable es que el banco no te conceda el préstamo para poder comprarla hasta que no se inscriba la finca a nombre de las personas que firmarán la escritura de compraventa.

Estas son algunas ideas que tienes que saber para comprar una casa procedente de una herencia. Sea cual sea el caso, recuerda revisar a fondo el estado de la casa y su situación registral, ya que podrías enfrentarte a problemas que complicarían el proceso. Informarte solo te costará un poco de tiempo y esfuerzo.

¿Te ha parecido útil esta información?

Gracias por ayudarnos a mejorar