Moratoria privada/convencional

Moratoria privada/convencional

Especial Covid-19

Ante casos de clientes que hayan visto deteriorada su situación financiera a raíz del Covid-19, en lbercaja con el compromiso de apoyarles, les facilitamos los pagos reduciendo temporalmente los mismos. Esta ayuda, a la que denominamos como "moratoria privada"1, está disponible tanto para préstamos hipotecarios como no hipotecarios.

A efectos prácticos, ¿En qué consiste la moratoria privada?

Las cuotas de un préstamo que abona el prestatario, habitualmente de forma mensual, comprenden la devolución del capital entregado ("capital"), y los intereses de la financiación (CUOTA = "Capital" + "Intereses").

La moratoria privada supone otorgar al titular de un préstamo hipotecario o personal, la posibilidad de aplazar los pagos de la parte de capital de la cuota de su préstamo durante un plazo determinado, pactando una carencia en el pago del capital, con una ampliación del plazo de duración del préstamo por un plazo igual que la duración de la moratoria.

El prestatario, durante el periodo de tiempo del que se beneficie de la moratoria privada, verá aplazado el pago de la parte relativa al capital y únicamente deberá pagar durante ese periodo la parte de la cuota correspondiente a intereses.

Por ejemplo, si un cliente pagaba una cuota de 600€ en su recibo de préstamo, que comprendía 450€ de capital y 150€ de intereses, con la moratoria privada seguirá pagando durante el periodo de la moratoria 150€ de intereses y aplazará el pago de los 450€ restantes.

El objetivo de esta moratoria es facilitar el pago de su préstamo a aquellos de nuestros clientes, personas físicas, que tienen dificultades de pago de sus préstamos por el deterioro de su situación económica a raíz del Covid-19.

Quién puede beneficiarse

¿Qué préstamos pueden beneficiarse de la moratoria privada?

Préstamos formalizados con anterioridad al 14 de marzo de 2020, que podrán ser:

  • Préstamos hipotecarios para cualquier finalidad concedidos a personas físicas.
  • Préstamos personales, concedidos a personas físicas.

¿Qué duración puede tener la moratoria privada?

La duración de esta moratoria será de hasta 9 meses, si se trata de un préstamo hipotecario y de hasta 6 meses si se trata de un préstamo personal.

Durante 2020 se han implementado moratorias conforme a los RRDD-ley 8 y 11/2020 (“moratoria pública”) y también otras moratorias conforme al acuerdo sectorial CECA , y según RD-ley 19/2020 (“moratoria privada”). Si el cliente previamente se ha beneficiado de una moratoria pública o privada o de ambas, los meses de la moratoria pública y privada se descontarán de esta nueva moratoria privada.

Por ejemplo, si un titular de un préstamo hipotecario se acogió durante 3 meses a la moratoria pública, solo podrá acogerse como máximo 6 meses a la moratoria privada.

NOTA: no podrán aprobarse las solicitudes de nueva moratoria si el cliente ya se ha acogido a moratorias anteriores durante el año 2020 (bien pública o privada) y el plazo de esas moratorias iguala o supera el plazo máximo señalado para esta nueva moratoria privada ( 9 meses para hipotecarios y 6 meses para personales).

¿Quién puede acogerse a la moratoria privada/convencional?

Pueden acogerse los clientes personas físicas, que han visto deteriorada su situación económica y su capacidad de pago.

La moratoria privada exige también que el deudor cumpla con una serie de requisitos.

Los requisitos de vulnerabilidad económica que debe cumplir de forma conjunta el solicitante para poder acceder a esta moratoria privada son:

Requisito 1

Disminución de ingresos.

Los ingresos de los miembros de la unidad familiar deben haberse visto reducidos por cualquier circunstancia relacionada por Covid en una cuantía igual o mayor a un 20%.

Requisito 2

El porcentaje que supone la suma de determinados pagos de la familia tiene que superar el 35% de los ingresos.

  • Si se trata de un préstamo hipotecario, el importe de las cuotas hipotecarias de los préstamos afectos a moratoria, más el importe de los suministros básicos (electricidad, gas, gasóleo para calefacción, agua, servicios de telecomunicación fija y móvil y comunidad de propietarios) de la vivienda habitual, tiene que ser superior al 35% de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad familiar.
  • Si se trata de un préstamo no hipotecario, el pago del alquiler de su vivienda habitual, más los suministros básicos (electricidad, gas, gasóleo para calefacción, agua, servicios de telecomunicación fija y móvil y comunidad de propietarios) tiene que superar al 35% de los ingresos2.

Requisito 3

Que a raíz del Covid, la unidad familiar destine un 25% más de sus ingresos a asumir los pagos descritos en el requisito anterior.

Los contratos objeto de estas moratorias no podrán tener más de 30 días de impago a fecha 14 de marzo 2020. El hecho de que el solicitante tuviese otras posiciones impagadas con anterioridad al 14 de marzo de 2020, distintas a las del contrato para la que se solicita moratoria, podrá suponer el rechazo a la misma.

Asimismo, no podrán aprobarse las solicitudes de nueva moratoria si el cliente ya se ha acogido a moratorias anteriores durante el año 2020 (bien pública o privada) y el plazo de esas moratorias iguala o supera el plazo máximo señalado para esta nueva moratoria privada (9 meses para hipotecarios y 6 meses para personales).

¿Qué plazo tengo para solicitar la moratoria privada?

La moratoria privada/convencional debe solicitarse necesariamente hasta el 30 de marzo de 2021 incluido.

lbercaja se obliga a dar respuesta a los solicitantes de esta moratoria privada en un plazo máximo de 30 días desde la fecha de presentación de la solicitud junto con la documentación establecida.

Plazos moratoria privada

¿Cuánto me cuesta formalizar la moratoria privada?

La formalización de esta moratoria no le supone al solicitante ningún coste, todos los gastos que origina la formalización de la moratoria privada/convencional los asume Ibercaja.

¿Qué pasos hay que dar para poder hacer efectiva la moratoria?

Paso 1

Ponte en contacto con tu oficina habitual, donde podrás resolver tus dudas en relación con la moratoria, y te realizaremos unas preguntas para determinar si te puedes acoger a la moratoria. Antes es recomendable que cumplimentes los siguientes documentos:

Paso 2

En caso de que puedas acogerte a la moratoria privada será necesario que nos aportes también la siguiente documentación:

  • En el caso de trabajadores por cuenta ajena y para cada miembro de la unidad familiar con ingresos.
    • Certificado de desempleo en el que figure el subsidio recibido, en caso de paro.
    • Dos últimas nóminas cobradas, previa al subsidio o prestación por desempleo y nómina actual.
  • En el caso de autónomos y para cada miembro de la unidad familiar con ingresos:
    • Certificado de cese de actividad expedido por AEAT o el organismo competente de la comunidad autónoma.
    • Última declaración del modelo 130/131.
  • Libro de familia y DNI de todos los miembros de la unidad familiar, para acreditar los miembros de la unidad familiar.
  • Declaración responsable del deudor o deudores, relativa al cumplimiento de los requisitos exigidos para esta moratoria privada/convencional.

Ibercaja Banco se reserva el derecho de pedir documentación adicional acreditativa del cumplimiento de los requisitos de la declaración responsable.

En el caso de descenso de otros ingresos motivado por Covid-19 (reducción de jornada, pérdida ingresos por alquiler...) deberá aportarse documento acreditativo.

Paso 3

Procederemos a tramitar tu moratoria.

Si la moratoria es sobre un préstamo hipotecario.

  • Mediante la firma de un contrato de novación modificativa, en virtud del cual se pacta con el cliente un periodo de carencia de hasta 9 meses en el pago del capital ampliándose el vencimiento del préstamo en el mismo periodo que dure la moratoria.

Si la moratoria es sobre un préstamo no hipotecario.

  • Mediante la firma de un contrato de novación modificativa del préstamo, en virtud de la cual se pacta con el cliente un periodo de carencia en el pago del capital de hasta 6 meses, ampliándose el vencimiento del préstamo en el mismo periodo que dure la moratoria.

En determinados supuestos especiales, cuando no sea posible la formalización de un contrato de novación, la moratoria convencional/privada podrá instrumentarse a través de un préstamo personal "de apoyo", que servirá para cubrir las cuotas de capital del préstamo apoyado durante el periodo de la moratoria.