Cómo presentar la renta desde casa

Cómo presentar la renta desde casa

Lo primero, ¿estás obligado a presentarla?

Encuentra todos los supuestos en los que no tienes obligación de presentar la declaración de la renta. En caso de que solamente tengas rendimientos del trabajo, los principales supuestos por los que no tienes que presentar la renta son:

  • Si tuviste un único pagador en 2020 y tus ingresos fueron iguales o inferiores a 22.000€ brutos.
  • Si tuviste varios pagadores, tus ingresos fueron iguales o inferiores a 22.000€ brutos y la suma del segundo y posteriores pagadores (por orden de ingresos) no superan los 1.500€.
  • Si tuviste varios pagadores, tus ingresos fueron inferiores a 14.000€ brutos y la suma del segundo y posteriores pagadores (por orden de ingresos) superan los 1.500€.
  • Si has percibido en 2020 el Ingreso Mínimo Vital.

De todas formas, aunque no estés obligado a presentar la declaración, es recomendable que revises tu borrador de la renta 2020 para comprobar si te sale a devolver.

¿cómo obtengo el borrador?

¿Qué documentación necesitas para hacer la declaración?

El borrador que prepara la Agencia tributaria tiene toda la información, pero es interesante que compruebes sus datos con la siguiente documentación:

  • De tu trabajo. Te los facilitará la empresa o empresas para las que hayas trabajado. Incluyen la cantidad que se ha cobrado y las retenciones.
  • Si el contrato terminó durante 2020, se necesitarán los papeles relativos al cese o despido.
  • Del banco. Tu entidad debe informarte de cualquier movimiento que pueda influir en tu declaración; por ejemplo, los importes pagados por una hipoteca.
  • De tu casa. Si te has comprado una vivienda para uso habitual, necesitarás los documentos relativos a la compra. Si tienes hipoteca, los recibos de los seguros. Y si pagaste alquiler, el NIF del arrendador y la cantidad que pagaste a lo largo del año.
    Tanto si te has comprado una casa como si vives de alquiler, tendrás que aportar la referencia catastral del inmueble que figura en el recibo del IBI.

¿Cómo puedes obtener el borrador desde casa?

Puedes solicitar el borrador estés donde estés a través de cualquier de estas dos opciones:

  • Online: en la página Renta Web.
  • App de la Agencia Tributaria. Se puede descargar gratis en:

En ambos casos, tienes que identificarte y puedes hacerlo mediante tres formas diferentes:

  • Número de referencia
  • DNI electrónico o Certificado digital
  • Cl@ve PIN

El número de referencia se puede solicitar en el apartado “obtenga su número de referencia” dentro de la web de la Agencia Tributaria.

  • Si hiciste la renta 2019, con la casilla 505 y la fecha de validez del DNI.
  • Si no la hiciste o el resultado de la casilla fue igual a 0, se te solicitarán los 5 últimos dígitos del IBAN de tu cuenta bancaria.

También puedes pedirlo con Cl@ve PIN, certificado electrónico o DNIe, o a través de la app de la Agencia Tributaria si dispones de la referencia de la campaña anterior, DNI/NIE y su fecha de validez, expedición o número de soporte. La referencia de la campaña anterior es válida siempre que sea la última obtuviste, no hayas sido inhabilitado para la obtención del número de referencia y no hayas obtenido una nueva referencia para la campaña de Renta 2020.

¿Cómo y cuándo se presenta?

Si tu borrador es correcto, puedes confirmarlo automáticamente a través de Renta Web o de la app de la Agencia Tributaria. Al finalizar solo habrá que incluir el IBAN de tu cuenta bancaria y firmar.

Si no estás conforme, puedes elaborar tu propio borrador y hacer el cambio a través de Renta Web.

También puedes confirmarlo o modificarlo con el plan de ayuda telefónica "Le llamamos" a partir del 6 de mayo.

Las fechas que hay que tener en cuenta son estas:

Fechas clave renta 2020

Si te sale a devolver, ¿cuándo tendrás el ingreso?

Hacienda tiene un plazo de 6 meses (desde el último día de plazo) para realizar el ingreso. Si se retrasa, tienes derecho a cobrar intereses de demora.

Y si te sale a pagar, ¿cómo hay que hacer el ingreso?

Para evitar hacer el pago en efectivo y desplazarte a una entidad bancaria, puede hacerse con cargo en cuenta o por domiciliación.

Además, puedes fraccionar el pago:

  • un primer plazo del 60% en el momento de presentar la declaración
  • un segundo plazo del 40% hasta el 5 de noviembre de 2021.

Si fraccionas el pago, puedes domiciliar ambos plazos, domiciliar el pago del primer plazo y no domiciliar el correspondiente al segundo plazo, o bien domiciliar únicamente el pago correspondiente al segundo plazo. El plazo para presentar la declaración si quieres domiciliar el pago termina el 25 de junio.

En el caso de haber recibido ingresos por ERTE en 2020, existe la posibilidad de fraccionar aún más el pago: seis mensualidades a pagar los días 20 de cada mes, a partir del 20 de julio de 2021. Para poder hacer ese fraccionamiento, la declaración hay que presentarla dentro del plazo legal (antes del 30 de junio) y se exige que la deuda total con Hacienda del contribuyente no exceda los 30.000€.

Si además de aplazar en dos pagos quieres financiarlos, consulta en la banca digital de tu banco las posibilidades para hacerlo: solicitar un préstamo online o aplazar el movimiento en la cuenta son opciones que se suelen ofrecer y que alivian un poco estas situaciones.

¿Qué ocurre si se pasan los plazos sin presentarla?

¿Qué ocurre si se pasan los plazos sin presentarla?

En ese caso, dependiendo del resultado de la declaración y de si te das cuenta antes de que Hacienda reclame la presentación, puede haber una sanción u otra.

Si sale a devolver y aún no ha reclamado Hacienda:

La sanción por presentar una declaración una vez finalizado el plazo es de 200€, pero si Hacienda no ha hecho un requerimiento, se reduce el 50%.

Si el resultado es a pagar y se presenta antes de la reclamación de Hacienda:

Hay que añadir al resultado de la declaración un recargo en función del tiempo que se haya tardado desde la finalización del plazo para presentarla (por ejemplo, el recargo es del 5% si se hace en los tres meses siguientes a la finalización del plazo), más intereses de demora a partir de los 12 meses.

Si ha salido a pagar y Hacienda la requiere:

En este caso, lo habitual es que la AEAT aplique una sanción de entre el 50 y el 150% del total de la deuda, que se podrá graduar en función de cuestiones tales como el perjuicio económico a Hacienda y de si se han cometido infracciones tributarias de forma repetida.

A esta sanción se le puede aplicar una reducción por conformidad del 30% si aceptas la sanción impuesta y una reducción del 25% (una vez aplicada, si procede, la reducción por conformidad) si se ingresa la sanción en el período voluntario de pago señalado en la notificación y no se interpone recurso o reclamación.

Además de la sanción, la AEAT girará intereses de demora.

19 de abril de 2021