OPORTUNIDADES FISCALES CON PLANES DE PENSIONES

¿Qué entendemos por oportunidades fiscales con planes de pensiones? ¿Tener un Plan de Pensiones me va a penalizar? ¿Hasta cuándo puedo beneficiarme de la bonificación del 40% cuando rescate el Plan?

Juan Linares Muñagorri, responsable de Asesoría Fiscal de Negocio de Ibercaja y Carolina Mateo, responsable de desarrollo de negocio en Ibercaja Pensión, resolvieron estas y otras cuestiones en el espacio "Nuestros Expertos Responden" dedicado en esta ocasión a resolver todas las dudas sobre planes de pensiones y sus oportunidades fiscales.

Conoce las oportunidades fiscales con Planes de Pensiones

¿Qué entendemos por oportunidades fiscales con planes de pensiones?

Las claves fiscales que nos permiten optimizar este tipo de ahorro, no solo desde su faceta más conocida que puede ser la desgravación de las aportaciones en el IRPF, sino también su utilización más allá de la jubilación, para planificar la sucesión, o su impacto, o mejor dicho, no impacto en el impuesto de patrimonio.

Además, ante una previsible subida de la presión fiscal, se nos abre una oportunidad de planificación que refuerza las ventajas fiscales de los planes de pensiones. Abordar este análisis en plena campaña de la renta 2019, nos va a aportar información muy útil sobre nuestras fuentes de ingresos y su tributación en 2019 para poder planificar correctamente la renta de 2020, ya que nos quedan 7 meses de 2020 para poder corregir las ineficiencias cometidas en 2019 y tratar de minimizar el impacto fiscal de la subida de impuestos.

Entre las medidas fiscales que está planteando el Gobierno se incluye la subida de hasta 4 puntos de la base general y en la base del ahorro. ¿Esta medida va a limitar las reducciones aplicables a las aportaciones a los planes de pensiones?

En el IRPF tenemos dos partes bien diferenciadas, la base general o parte cara y la base del ahorro o parte barata del IRPF. Tanto las aportaciones como los rescates de planes de pensiones impactan sobre la base general, esto es, sobre la parte cara del IRPF.

La reforma propuesta por el PSOE plantea una subida de los tramos más altos de la escala de gravamen estatal de la base general, en concreto una subida de 2 puntos para rentas superiores a 130.000 euros y de 4 puntos para rentas superiores a 300.000 euros. Esta propuesta se incluyó en el borrador de los presupuestos de 2019 y que sigue siendo uno de los pilares de su reforma fiscal.

Recordar que la escala aplicable a la base general tiene forma de escalera, cuanto más ganas vas subiendo peldaños de la escalera, por lo que cuantos más ingresos tienes más sube tu tipo impositivo marginal. El ahorro fiscal que se obtiene mediante la aportación a los planes de pensiones impacta sobre el tramo más alto de la escala, por lo que cuantos más rendimientos tenga, el ahorro por aportaciones al Plan será mayor.

Además, hay que recordar que en la base general no solo se incluyen los rendimientos del trabajo personal, también hay que sumar las rentas de la actividad económica, los arrendamientos y las ganancias patrimoniales que no deriven de transmisiones patrimoniales, por lo que para saber cuál es tu tipo marginal de tributación hay que sumar estos rendimientos.

En todo caso, respondiendo a la pregunta planteada, cuanto más nos suban el tipo marginal de la base general, más interesante será realizar aportaciones a los planes de pensiones, ya que el ahorro se producirá sobre el último tramo de la escalera, si consideramos la escala estatal (sin tener en cuenta la parte autonómica que depende de cada CCAA) si realizamos la aportación máxima de 8.000 euros, hasta ahora nos podíamos ahorrar como máximo el 45% de dicha aportación, que es el tipo marginal máximo de la escala de gravamen (en alguna CCAA como Cataluña llega hasta el 48%) el ahorro fiscal sería de 3.600 euros, si se termina aplicando la reforma fiscal propuesta del IRPF el tipo marginal sería del 49%, por lo que el ahorro fiscal pueda llegar a 3.920 euros. Este ahorro fiscal puede aumentar en caso de poder aplicar la aportación adicional de 2.500 euros al cónyuge, en cuyo caso el ahorro fiscal puede llegar a ser de 5.145 euros anuales.

Por último, recordar que no puedo hacer aportaciones anuales ilimitadas, tengo dos límites fundamentales: La aportación no puede superar los 8.000 euros anuales ni el 30% de los rendimientos netos del trabajo y de la actividad económica.

Este mes de junio, que tenemos que presentar la renta de 2019 es un buen momento para conocer cómo nos impactaron todos estos rendimientos en mi tipo marginal, y para calcular el ahorro fiscal que hubiera tenido si hubiera realizado aportaciones a los planes de pensiones. Por suerte, nos quedan 7 meses para mejorar nuestra fiscalidad del 2020, teniendo en cuenta la posible aplicación de las reformas fiscales comentadas y analizando si nos merece la pena modificar las fuentes de ingresos por otros con menor impacto fiscal.

¿Y a las prestaciones, cómo les afecta la posible reforma fiscal de 2020?

En el momento de la recuperación, los cobros del plan de pensiones, tanto la parte aportada como los rendimientos que han generado, tributan como renta del trabajo en el IRPF al igual que la nómina o pensión que cobramos.

No les aplica un tipo fijo sino uno progresivo, lo que en la práctica supone que cuanto mayor sea el importe cobrado en el año (y aquí suma tanto el Plan, como el salario y el resto de ingresos de trabajo o actividades económicas que se tengan), el tipo de tributación que le corresponda será superior, es decir, pagaremos más impuestos.

Es por eso que ante una posible subida fiscal como la que se prevé para 2020 va a ser más importante si cabe hacer una adecuada planificación del rescate.

Hay formas de minimizar el impacto de estos cobros ya que el beneficiario puede decidir la cuándo y de qué modo cobrar pudiendo adaptarlo a su situación personal y sus necesidades, y tratando de evitar acumular cuantías elevadas que tributen a los tipos más altos de la tabla.

Con el cobro en forma de rentas, percibiendo pequeñas cantidades y distribuyéndolas en varios años, se consigue repartir la carga fiscal en varios años y tributar a tipos marginales menores. Si cobramos en forma de capital, se paga todo el impuesto de una vez y puede suponer un montante muy elevado. No obstante, todavía puede ser en algunos casos la opción más ventajosa fiscalmente ya que existe una reducción transitoria del 40% que se aplica al importe cobrado procedente de lo aportado antes del año 2007 si se percibe antes de un plazo máximo de dos ejercicios tras la jubilación. En todo caso hay que hacer números para ver cuál es la alternativa que menos gravosa fiscalmente resultaría para cada caso particular.

También es importante elegir el momento adecuado de cobro, que desde el punto de vista fiscal, será aquel ejercicio en el que los ingresos a declarar sean menores. Por ejemplo el cobro el año de la jubilación (en el que se suman meses de salario y meses de pensión) podría dar lugar a tipos de tributación superiores a los de un ejercicio posterior en el que se perciba la pensión como único rendimiento del trabajo, ya que normalmente la pensión pública es inferior al salario que se percibía en activo. En este caso convendría esperar y cobrarlo en un momento posterior.

Una de las propuestas de reforma es el restablecimiento del Impuesto sobre Patrimonio en toda España, ¿tener un Plan de Pensiones me va a penalizar en el Impuesto sobre Patrimonio que tenga que pagar?

Antes de responder tenemos que recordar que España es el único país de la Unión Europea que mantiene el Impuesto sobre Patrimonio, y que el impacto recaudatorio del mismo es muy limitado, por lo que entendemos que no será la medida prioritaria del Gobierno para aumentar la recaudación.

En este momento, tenemos dos propuestas distintas encima de la mesa, el Impuesto sobre las Grandes Fortunas propuesto por Podemos con tipos que van del 2% desde 1 millón de euros, al 3,5% para patrimonios superiores a 100 millones de euros, y la propuesta del PSOE que persigue, dentro de la reforma de la financiación autonómica, reformar el Impuesto sobre Patrimonio y el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. En cuanto al Patrimonio, el PSOE propone el mantenimiento del actual Impuesto sobre Patrimonio, con pequeños cambios sobre los métodos de valoración de Inmuebles y algunos productos financieros como los Unit Link. La principal reforma que persigue es la eliminación de las bonificaciones aplicadas por algunas CCAA para que sea exigible en toda España (salvo Navarra y País Vasco) y la subida de 1 punto para patrimonios superiores a 10.600.000 euros, que pasarían del 2,5% al 3,5%.

Los derechos consolidados de Planes de Pensiones no tributan en el Impuesto sobre Patrimonio, por lo que las medidas propuestas no tienen por qué impactar en los titulares de los Planes de Pensiones.

¿Hasta cuándo puedo beneficiarme de la bonificación del 40% cuando rescate el Plan?

La legislación solo contempla la bonificación del 40% para el saldo procedente de aportaciones anteriores a 2007 cobradas en forma de capital único, por lo que no es posible aplicarla en el caso de rescates en forma de renta financiera o pagos sin periodicidad regular.

Si tenemos varios planes de pensiones en los que queremos aplicar la reducción del 40%, deberemos cobrarlos todos en el mismo ejercicio fiscal, ya que la reducción está reservada a un único año. Esto hay que tenerlo en cuenta especialmente si se tienen Planes en distintas entidades.

Además, existe un plazo límite para rescatar conservando la reducción en función de la fecha de la contingencia que da derecho al cobro. Debe cobrarse antes de un plazo máximo de dos ejercicios fiscales desde esa fecha, sea la de la jubilación o la de cualquier otro supuesto de liquidez previsto.

Por ejemplo, si tu jubilación es en el año 2025, podrás aplicar la reducción del 40% a las cantidades que cobres en forma de capital en el año 2025, 2026 o 2027 (únicamente en un ejercicio fiscal) y por la parte que corresponde a lo aportado antes de 2007.

Otro dato a tener en cuenta es que esta reducción podría llegar a aplicarse una vez por cada contingencia si se da el caso, y con cada contingencia que sucede se inicia de nuevo el plazo límite de los 2 años para poder mantener la reducción. Esto es por ejemplo, una persona que recuperó una parte de su plan por desempleo con reducción del 40%, podría cuando se jubile hacerlo de nuevo, siempre que mantenga en el Plan aportaciones anteriores al 2007, lo haga en forma de capital, y dentro de los plazos establecidos.

He oído que quieren volver a exigir el Impuesto sobre Sucesiones en toda España. Tengo un plan de pensiones, me quedan dos años para jubilarme y me da miedo que si no rescato mi plan de pensiones al jubilarme, mis hijos tengan que pagar mucho dinero por recibirlo por el nuevo Impuesto sobre Sucesiones, ¿tengo alguna forma de evitarlo?

Como hemos comentado anteriormente, una de las propuestas de reforma fiscal del PSOE es la reforma de la financiación autonómica, entre las que se incluye la modificación del Impuesto sobre Sucesiones para evitar que en alguna CCAA está bonificado casi al 100% entre familiares directos. Sin embargo, esta medida no va a tener ningún impacto en los titulares de planes de pensiones ya que una de las principales ventajas de los mismos es que no se incluyen en la masa hereditaria, por lo que los herederos no tendrán que pagar el Impuesto sobre Sucesiones si heredan los derechos consolidados de los planes de pensiones.

Por este motivo, los planes de pensiones son instrumentos de planificación sucesoria estupendos. Si a nuestro fallecimiento quedasen cantidades sin cobrar en el Plan de Pensiones, éstas no se pierden, le corresponderán a los beneficiarios por fallecimiento que se hayan designado (pueden ser los herederos legales u otros diferentes designados expresamente por el titular) que tributarán estas cantidades como rendimientos del trabajo en el I.R.P.F., pudiendo decidir el ejercicio o ejercicios en que se cobran y la modalidad que más interese a cada uno de ellos. Incluso mantienen el derecho a aplicar la reducción del 40% por las aportaciones realizadas antes del año 2007 si deciden rescatar el plan en forma de capital el año del fallecimiento o en los dos años siguientes.

Independientemente de la reforma fiscal, hay determinados casos como las herencias entre hermanos o entre tíos y sobrinos, en los que los Planes de Pensiones tienen un régimen fiscal especialmente ventajoso. En estos supuestos, todas las CCAA aplican unos coeficientes multiplicadores que aumentan el tipo aplicable cuanto más patrimonio tienes y más alejado es el familiar del que se hereda, llegando a tributar hasta el 80% de lo heredado.

Por lo tanto, el Plan de Pensiones es uno de los instrumentos de planificación más interesantes tanto por las reducciones en IRPF que podrá aplicar el aportante como por el enorme ahorro fiscal que pueden tener los hermanos o sobrinos al heredarlo.

Estoy jubilado, ¿puedo seguir haciendo aportaciones a mi plan de pensiones?

Efectivamente, una vez jubilado se puede continuar aportando a Planes y disfrutando de la reducción fiscal de dichas cantidades en el IRPF, con los límites que marca la legislación vigente.

Siempre que no se hayan iniciado los cobros del plan por jubilación, esas aportaciones podrán recuperarse por jubilación por el propio titular.

Si ya se han realizado rescates de planes de pensiones, también se puede aportar y desgravarse en su caso, pero en ese caso no serían cantidades recuperables por jubilación sino para utilizarlo en futuras necesidades como la dependencia, o para transmitirlo a los herederos como veíamos antes.

Además a partir de 2025 podrán cobrarse aquellas cantidades de los planes de pensiones que correspondan a aportaciones con al menos 10 años de antigüedad, supuesto que también aplicaría en el caso de las aportaciones realizadas una vez jubilado, cuyo titular podría recuperar a los 10 años sin necesidad de encontrarse en las situaciones antes indicadas.

Desde Ibercaja Banco, seguimos a vuestra disposición, con todo el equipo de compañeros de Banca Privada y Banca Personal, para resolver vuestras dudas y acompañaros en estos momentos tan complicados, a ser posible, de forma telemática para que podáis seguir #encasa.

Oportunidades fiscales con Planes de Pensiones

Nuestros Expertos Responden

JUAN LINARES
RESPONSABLE DE ASESORÍA FISCAL DE NEGOCIO DE IBERCAJA

CAROLINA MATEO
RESPONSABLE DE DESARROLLO DE NEGOCIO EN IBERCAJA PENSIÓN

Ver vídeo

IBERCAJA PENSIÓN

Premio Expansión 2020
Mejor Gestora Nacional de Fondos de Pensiones en 2019 por Expansión Allfunds Bank

UNA FORMA DE AHORRAR QUE AYUDA A DECIR CADA DÍA #VAMOS

Nuestros Planes de Pensiones y fondos de inversión solidarios durante estas semanas están haciendo posible que personas de los colectivos más vulnerables al Covid-19 tengan una ayuda a través de diferentes iniciativas.

¿Te ha parecido útil esta información?

Gracias por ayudarnos a mejorar