Resuelve tus dudas sobre las Novedades tributarias relacionadas con el Covid-19

Tanto si eres un autónomo, empresario o incluso un arrendador de un inmueble, seguro que te asaltan muchas dudas sobre la aplicación en el ámbito tributario del R.D.L de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19.

Juan Linares Muñagorri, responsable de Asesoría Fiscal de Negocio de Ibercaja, resolvió estas y otras cuestiones en el espacio “Nuestros Expertos Responden” dedicado en esta ocasión a las novedades tributarias relacionadas con la declaración del Estado de Alarma por el Covid-19.

Resuelve tus dudas sobre las Novedades tributarias relacionadas con el Covid-19

Soy arrendador de un inmueble, y he decidido no cobrar el alquiler a mi inquilino mientras dure el Estado de Alarma ¿me obliga a pagar impuestos, aunque no cobre el alquiler?

En la pregunta no se especifica el tipo de inmueble ni el uso que hace del mismo el arrendatario ni el impuesto que se plantea.

Por lo tanto vamos a responder las implicaciones fiscales de perdonar el alquiler tanto en impuestos indirectos (IVA o ITP) como en impuestos directos (IRPF o Impuesto sobre Sociedades).

Además tenemos que diferenciar el arrendamiento destinado a la vivienda habitual del inquilino, que en la mayoría de los casos es una operación sujeta y exenta de IVA, del arrendamiento de locales o naves, que es una prestación de servicios sujeta y no exenta de IVA.

El arrendamiento es un servicio de tracto sucesivo, lo que supone que el IVA se devengue, en general, cuando las rentas sean exigibles.

De este modo, la repercusión e ingreso del impuesto será obligatoria con independencia del impago de la renta, incluso aunque este impago traiga causa en motivos de fuerza mayor.

En la mayoría de los contratos de arrendamiento se incluyen cláusulas tipo como “el pago del alquiler será exigible dentro de los primeros 5 días mes”.

Por lo tanto, aunque decidas no cobrar el alquiler del inmueble al inquilino, se seguirá devengando el IVA y tendrás que incluirlo en la siguiente declaración del IVA.

La manera de evitarlo es acordar una rebaja temporal del alquiler con el arrendatario o la modificación de la exigibilidad acordando un aplazamiento. Pero para que este acuerdo tenga efectos frente a la Administración Tributaria sería aconsejable dejarlo por escrito firmado por las dos partes, para poder probarlo que el importe sobre el que se calcula la cuota de IVA es la nueva base rebajada o que no se ha producido la exigibilidad del IVA.

En caso de no llegar a ningún acuerdo con el arrendatario, y sea éste el que directamente impague el alquiler, no quedará más remedio que incluirlo en la siguiente declaración y emitir las correspondientes facturas rectificativas siguiendo el procedimiento especialmente regulado para supuestos de impago, que implica efectuar la oportuna comunicación a la Administración Tributaria.

En cuanto a la tributación directa (IRPF o Impuesto sobre Sociedades), se nos plantea el mismo problema. El arrendamiento no cobrado no exime del pago del correspondiente IRPF (rendimiento de capital inmobiliario o actividad económica) o del Impuesto sobre Sociedades. Por lo tanto, aconsejamos reflejar por escrito el acuerdo de aplazamiento o la rebaja temporal del importe del alquiler, para poder probar frente a la Administración tributaria.

Autónomo

Soy autónomo y me he visto obligado a parar estos días de confinamiento. ¿Si decido rescatar parte del Plan de Pensiones tiene algún tipo de repercusión fiscal?

El 1 de abril de 2020, se publicó en el BOE el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, en el que se añade un “nuevo supuesto de liquidez”. De esta manera, desde el 2 de abril y con una vigencia limitada a 6 meses, se va a permitir disponer de parte de los Planes de Pensiones en tres situaciones:

  • trabajador en desempleo como consecuencia de un ERTE (expediente de regulación temporal de empleo) derivado de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.
  • Empresario titular de establecimientos cuya apertura al público se haya visto suspendida como consecuencia del Estado de Alarma.
  • Trabajadores por cuenta propia integrados en un régimen de la Seguridad Social y hayan cesado en su actividad como consecuencia del COVID 19.

El importe que se puede rescatar no es libre, está limitado a cubrir la pérdida de ingresos como consecuencia del ERTE (la parte del salario dejada de percibir) o los ingresos netos estimados dejados de percibir como consecuencia del cese de la actividad y tendrá que probarlo aportando documentación y con una declaración.

Sin embargo, este Real Decreto ley no ha declarado exentos de tributación la parte del Plan de Pensiones rescatada, que tributara en IRPF como rendimiento del trabajo de cada trabajador o empresario. Por lo tanto, antes de instar el rescate es recomendable analizar otras fuentes de ingresos que pudieran tener menor impacto en el IRPF del cliente, y de otros impuestos. Recordar que los derechos consolidados de los planes de pensiones no tributan ni en Impuesto sobre Patrimonio ni tributan en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

dificultades para ingresar las declaraciones del primer trimestre del 2020

Soy empresario y tengo dificultades para ingresar las declaraciones del primer trimestre del 2020, ¿tengo la posibilidad de aplazar el pago de los impuestos? ¿Qué garantías me pide Hacienda?

Para poder contestar a esta pregunta es necesario saber la cifra de negocios que tuviste en el año 2019, ya que dependiendo de dicho importe se podrán dar 3 situaciones distintas:

  • podrás aplazar la presentación y el pago un mes.
  • Podrás aplazar el pago 6 meses sin aportar garantías con determinados límites.
  • No podrás aplazar la presentación y tendrás que aportar garantías si quieres aplazar el pago.

Si la cifra de negocios del 2019 no supera los 6 millones de euros, podrán pedir el aplazamiento de las declaraciones o autoliquidaciones estatales, sin necesidad de aportar garantías y exige presentar una solicitud de aplazamiento. Este aplazamiento solo devenga intereses de demora si el aplazamiento es superior a 3 meses.

Esta medida tiene tres límites:

  • aplica solo las autoliquidaciones y liquidaciones estatales cuyo plazo de presentación e ingreso finalice del 13 de marzo al 30 de mayo de 2020, ambos inclusive (afectará sobre todo a las declaraciones del primer trimestre que se presentan el 20 de abril).
  • Un límite temporal de 6 meses de aplazamiento.
  • Un límite cuantitativo, ya que la deuda tributaria acumulada no puede superar los 30.000€.

Desde el miércoles de esta semana, que entró en vigor el Real Decreto ley 11/2020, las empresas y particulares con una cifra de negocios no superior a 600.000€ en 2019 podrán aplazar la presentación y pago las declaraciones y autoliquidaciones con vencimiento desde el 15 de abril hasta el 20 de mayo de 2020.

Esta medida afecta principalmente a las declaraciones del primer trimestre de 2020 (IVA, retenciones, y pago fraccionado tanto de IRPF como de Impuesto sobre Sociedades).

Sin embargo, no resultará de aplicación a pymes con volumen superior a 600.000€ en 2019 (que podrán pedir el aplazamiento del pago pero les obliga a presentar la declaración antes del 20 de abril) ni a la declaración del IRPF o del Impuesto sobre Patrimonio de 2019 (modelo 100 y 714 respectivamente) que mantienen las mismas fechas de presentación y pago.

Por último, si la cifra de negocios fue superior a 6 millones de euros, no podrá aplazar la presentación de las liquidaciones o autoliquidaciones y si quiere pedir aplazamiento tendrá que aportar la garantía correspondiente.

En la pregunta no se especificaba el impuesto que pretendía aplazar, si no es un Impuesto estatal sino que se trata de un tributo cedido a las Comunidades Autónomas (Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales o el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, por ejemplo) tendríamos que irnos a la normativa específica que ha aprobado cada comunidad autónoma.

En general la normativa que ha publicado estos días las CCAA es muy similar, planteando un aplazamiento para la presentación y pago de estos impuestos durante el plazo de un mes, o mientras dure el Estado de Alarma, o declarando estos días como días inhábiles.

Si se trata de tributos locales algunos Ayuntamientos también han establecido moratorias para el pago de IAE, cánones y tasas municipales y bonificaciones para determinados sectores exigiendo determinados requisitos como el mantenimiento de empleo, por lo que deberíamos conocer la CCAA y localidad donde tiene el domicilio fiscal este empresario para poder analizar la normativa fiscal aplicable a su caso.

Por último, podéis consultar la página web de la AEAT, donde periódicamente van actualizando la sección de preguntas frecuentes relacionadas con la incidencia de la crisis del COVID-19 sobre Impuestos, censos y sistemas de identificación electrónica.

Desde Ibercaja Banco, seguimos a vuestra disposición, con todo el equipo de compañeros de Banca Privada y Banca Personal, para resolver vuestras dudas y acompañaros en estos momentos tan complicados, a ser posible, de forma telemática para que podáis seguir #encasa.

Juan Linares Muñagorri

Nuestros expertos responden a tus inquietudes. No te pierdas este vídeo en el que Juan Linares Muñagorri te da algunas claves de las novedades tributarias

Ver vídeo