¿Qué es y para qué sirve el Libro del Edificio Existente?

La Unión Europea ha puesto en marcha una serie de ayudas a la recuperación de los países miembros tras la pandemia a través de los Fondos Next Generation.

¿Qué es y para qué sirve el Libro del Edificio Existente?

Estos fondos se destinan, por ejemplo, a ayudas para proyectos de digitalización y sostenibilidad de los hogares y su tramitación y entrega se ha delegado, en algunos casos, a las comunidades autónomas. Dentro de esas medidas de mejora energética que pueden recibir este tipo de fondos como ayuda, se ha incluido la confección del Libro del Edificio Existente, ¿sabes en qué consiste?

¿Qué es el Libro del Edificio Existente?

El Libro del Edificio Existente es un documento que recoge información de las características del edificio de viviendas, útil para sus propietarios y usuarios. Tiene que estar escrito en un lenguaje práctico y fácil de interpretar para personas sin conocimientos técnicos en construcción y sirve para poder explicar las ventajas que se podrían obtener con la rehabilitación de viviendas.

Se trata de una foto fija del domicilio actual, así como del margen de mejora que tiene para, aprovechando las ayudas vigentes, realizar la reforma. Facilita el análisis de la situación y permite ver si hace falta o no la reforma.

¿Para qué sirve el Libro del Edificio Existente?

Si eres propietario de una vivienda susceptible de mejorar, esta información te interesa.

En España hay casi 26 millones de viviendas y de ellas casi el 40% deberían ser rehabilitadas. Con los Fondos Next Generation, aunque pueda empezarse a hacer reformas, se estará muy lejos de esa cifra final. Por eso, es importante preparar ese Libro, para tener clara cuál es la necesidad de cada edificio y la urgencia para llevar a cabo los cambios.

Con el Libro confeccionado, se puede informar a los propietarios de los cambios que se pueden hacer en el edificio, cuánto cuestan y qué beneficios o ahorros energéticos supondrán.

¿Cómo se puede subvencionar la confección del Libro?

Si la construcción del edificio es anterior al año 2000 y el edificio tiene, mayoritariamente, un uso residencial (al menos 50% de la superficie construida tiene ese fin), pueden solicitarse ayudas para la confección del Libro. Estas ayudas no están condicionadas a una posterior rehabilitación: pueden conseguirse simplemente por la confección del Libro, puesto que se considera un primer paso necesario para conocer las actuaciones a realizar para conseguir ese ahorro en el consumo de energía.

01 de agosto de 2022