Consejos para invertir en bolsa este 2021

Cada día comprobamos que, como dice el empresario estadounidense Warren Buffet, “el mercado es maníaco-depresivo”: transita de la euforia al pánico mucho más rápido de lo que nadie puede prever y, sin embargo, seguimos intentando estimar cómo amanecerá cada mañana.

Consejos para invertir en bolsa este 2021

Desde que empezó la crisis originada por el COVID-19, hace poco más de un año, se están sufriendo fuertes caídas en prácticamente todos los activos. Sin embargo, al descenso más rápido de la historia le ha sucedido una recuperación a la misma velocidad y de mayor potencia, que ha llevado a los principales índices bursátiles a máximos, al igual que a los precios de los bonos de renta fija.

En este contexto, el inversor se pregunta: ¿cuándo es buen momento para aventurarse en la bolsa? Acertar con el momento de entrada en el mercado es muy difícil: está afectado por muchas variables que escapan al control de cualquiera.

Actualmente, es complicado tener éxito en las predicciones: los escenarios están influenciados por la aleatoriedad y la inconsistencia. Cada vez que se produce una crisis, todo se vuelve oscuridad; sin embargo, ahora nos encontramos en niveles máximos... y cada vez resuenan más los mensajes catastrofistas.

¿Por qué? Porque la historia nos dice que tenemos al menos una corrección al año: el mercado cae entre el 10% y el 20%. Lo que no nos dice es desde qué punto se produce esa caída: no es lo mismo ceder con el mercado en máximos históricos que cuando se está en niveles anteriores a la remontada.

Otra estadística mucho más reveladora es que la probabilidad de ganar dinero a un año es superior al 70% y aumenta a medida que lo hace el plazo de inversión. Es decir: invirtiendo a plazos más largos, hay más opción de conseguir mejores resultados. La bolsa en el corto plazo es imprevisible, pero en el largo refleja la evolución de los negocios de las compañías que la componen.

Por eso, en la reflexión que conlleva la inversión en bolsa es recomendable:

  • Tener una visión a medio o largo plazo.
  • No obsesionarse con conseguir grandes ganancias en el corto plazo.
  • No agobiarse en caso de fuertes pérdidas en el corto plazo.
  • Investigar antes de invertir.
  • Conocer las empresas en las que se invierte y las tesis que llevan a comprarlas, porque en algún momento del tiempo, el precio convergerá con el valor estimado.
  • Revisar varias veces las conclusiones.
  • Actuar con cautela.
  • Apoyarse en el consejo de expertos profesionales.

¿Te ha parecido útil esta información?

Gracias por ayudarnos a mejorar

24 de mayo de 2021