Crédito en Cuenta Corriente

Crédito en Cuenta Corriente

Con el Crédito en Cuenta Corriente podrás controlar la gestión global de tu negocio con una sola cuenta. Esta cuenta admite todo tipo de ingresos y domiciliaciones, para que gestiones tu ahorro y financies tus necesidades a corto plazo.

Tu empresa podrá disponer de las utilidades de una cuenta corriente y las ventajas de la financiación, además de gestionar los excedentes o deficiencias de liquidez, evitando los inconvenientes derivados de la operatoria de traspasos, fechas de valor, etc.

Acciones disponibles

Financiación con ventajas diferenciales

Tranquilidad para tu negocio

Con este producto tu empresa podrá obtener la financiación que necesita para desarrollar y expandir su actividad.

Todo en uno

Tu negocio dispondrá de todos los beneficios de una cuenta corriente y las ventajas de la financiación.

Gestión global

Podrás controlar en una sola cuenta la gestión completa de tu negocio.

Una financiación que se adapta a tus necesidades

Una financiación con ventajas adicionales

Propias de una Cuenta Corriente

  • Domiciliación de servicios.
  • Liquidez de los saldos.
  • Remuneración de los saldos acreedores.
  • Pago de recibos.
  • Medios de pago asociados: cheques, pagarés, tarjetas financieras, etc.

Propias de una Cuenta de Crédito

  • Agilidad: se trata de un medio muy adecuado para cubrir las necesidades puntuales de tesorería.
  • Libre disponibilidad de los saldos.
  • Complementariedad: eres tú quien decides, dentro del límite asignado, su utilización frente a otro tipo de solución financiera del circulante.
  • Paga intereses únicamente por los saldos dispuestos.
  • Bonificación: estos intereses pueden bonificarse en función del cumplimento de unos sencillos requisitos.

Te interesa conocer la financiación de circulante

Puedes solicitar una cuenta de crédito o un crédito en cuenta corriente, que te permitirá de ir disponiendo poco a poco del importe que necesites para tu financiación de circulante.

Te podemos anticipar el importe de los efectos comerciales que tienes pendientes de cobrar o gestionar el cobro de los créditos comerciales o facturas por operaciones propias de la actividad comercial de la empresa, anticipando el importe hasta la fecha del vencimiento.